Ya se sabe que el día de la boda está lleno de emociones y momentos que se convertirán en recuerdos para toda la vida y, es por ello que, tanto para que todo el mundo tenga la oportunidad de daros la enhorabuena como deseen, como para que vosotros no tengáis que estar todo el tiempo hablando y podáis también disfrutar de vuestro día, existen los libros de firmas para bodas.

En el libro de firmas para boda es donde los invitados tendrán un espacio para desearos lo mejor, recordar algún momento que os haya unido, hacer planes de futuro o ¡lo que se les pase por la cabeza! Y pensaréis: "¿Por qué no decirlo todo en persona, aprovechando que todo el mundo se ha reunido para la ocasión?" Cierto, pero a veces no nos podemos fiar de la memoria.

En un día con tantos nervios, tantos saludos y tantas cosas a tener en cuenta, será muy fácil que se te olvide un buen consejo de tu abuela o el divertido comentario de tu mejor amiga. Para luchar contra los fallos de la memoria, pues, lo mejor es que quede todo escrito. Aunque los libros de firmas de bodas tradicionales son bastante simples, en los últimos años la creatividad de las parejas que deciden adaptar la tradición a sus gustos personales ha hecho que nazcan todo tipo de propuestas de lo más originales. ¡Vamos a ver unos ejemplos!

Consejos para hacer un buen libro de firmas de boda

Consejos para hacer un buen libro de firmas de boda

Como recalcamos siempre que hablamos de los detalles de boda, lo ideal es que todo elemento que forme parte de vuestra ceremonia vaya en una misma línea de estilo. Y en el caso del libro de firmas no es para menos. Por ejemplo, si vuestra boda es muy informal podéis optar por un modelo con humor, o si, de lo contrario, el estilo de vuestra boda es más clásico entonces un libro de firmas de toda la vida ya os servirá. Como siempre, hay opciones para todos los gustos. Antes de pasar a ver los tipos de libros de firmas de boda que hemos seleccionado como los más originales y creativos, es importante tener en cuenta una serie de aspectos que no pueden faltar en un libro de firmas.

  • Espacio de sobras. Puede parecer obvio, pero el gran fallo en los libros de firmas para boda es que a veces se deja poco espacio para que los invitados puedan firmar y dejar una buena dedicatoria. Sea cual sea el formato o los materiales que empleéis, no os olvidéis de pensar en el espacio. Una recomendación es que tengáis en cuenta la cantidad de invitados y dejéis el espacio equivalente a un folio por persona. Puede parecer mucho, pero una persona querida en seguida puede llenar un folio de palabras bonitas para la pareja celebrada. Además, piensa que habrá gente que con una línea tendrá suficiente y otros que quizá ocupan hasta el espacio equivalente a dos o tres folios. ¡Que nadie se quede con nada en el tintero!
  • Formato manejable y disposición en la ceremonia. Ya sea que optéis por un libro tradicional o por una de las otras originales ideas, tenéis que pensar cómo y cuándo van a firmar los invitados. Es por ello que recomendamos que escojáis un libro de un tamaño manejable para que sea fácil de pasar de mesa en mesa después del banquete. Ese puede ser un buen momento para hacer que el libro empiece a correr entre los invitados. También os podéis decantar por preparar un rincón donde esté el libro de firmas de forma permanente, para que cada uno pueda ir a firmar cuando le llegue la inspiración a lo largo del día.

Tipos de libros de firmas para bodas

Tipos de libros de firmas para bodas

Como venimos diciendo a lo largo de este artículo, hay infinitud de opciones para hacer tu libro de firmas de boda original y perfecto. Algunos de estos personalizados formatos apuestan por materiales reciclados o sostenibles, otros ponen el émfasis en el humor o el romanticismo y otros proponen que sean los mismos novios los que preparen el libro de firmas en casa.

Libros de firmas para boda clásicos

Si vuestra boda es de estilo clásico y formal, el libro de firmas deberá ir en consonancia. Los formatos clásicos son simplemente un libro con la tapa dura, que puede estar forrada por materiales agradables como el cuero o el terciopelo. Muchas parejas también optan por poner sus nombres y la fecha en la portada, o incluso una foto de ellos. Además, estos libros suelen venir en un estuche de un material duro, ya sea de madera o sintético, que puede llevar también la portada impresa y que servirá para asegurarse de que el libro perdure a lo largo de los años.

Libros de firmas para boda tipo "déco"

Si sois amantes de la decoración podéis hacer que os firmen un objeto para que luego lo pongáis en casa y recordéis uno de los días más felices de vuestra vida cada vez que lo miréis. Un espejo de recibidor con las firmas de todos los que asistieron a la boda puede quedar como un detalle muy bonito. Cada vez que te mires en ese espejo, recordarás ese momento feliz y saldrás de casa con una gran sonrisa. Otra opción es comprar un objeto decorativo sin estampados y dejar que los invitados se pongan creativos. Ya sea una letra de madera o un jarrón en blanco, el resultado dependerá de todos vosotros y puede ser de lo más sorprendente.

Una alternativa muy sencilla, barata y que además es una preciosidad es un tarro de piedras de los deseos. Se trata de que repartáis piedras bonitas entre los invitados y que se encarguen de poner alguna dedicatoria en ellas (¡no olvidéis repartir también rotuladores permanentes!). Luego, recogeréis todas las piedras y tendréis material para crear vuestro propio jardín de los deseos, o para ponerlas en un tarro que decore un rincón de vuestra casa. Una opción sencilla, barata y de lo más orgánica y sostenible. Lo mismo podéis hacer con otros objetos como corchos del vino que bebisteis en la boda o palos de madera. Por último, podéis optar por dejar un lienzo en blanco y dejar volar vuestra imaginación. Aunque no estéis rodeados de artistas, el cuadro tendrá un valor elevadísimo. Emocional, por supuesto.

Libro de firmas de boda personalizado: crea tu estilo

Al igual que todos los elementos que conforman los detalles de una boda, el libro de firmas se puede personalizar tanto como se desee, lo cual le dará un valor especial para la posteridad. En el caso de los libros de firmas personalizados, se puede decir que las reglas las ponéis vosotros mismos. No olvidéis el objetivo del libro, que es que los invitados tengan un espacio para dejaros sus mejores deseos por escrito. A parte de eso, podéis inventar todo lo que os apetezca. Pensad si, por ejemplo, sois muy fans de alguna película o grupo de música. Eso es algo que os puede identificar y definir parte de vuestra vida, así que ¿por qué no hacer que forme parte de vuestro gran día?

Otra opción es que lo hagáis en correspondencia con algún hobby que compartáis. Por ejemplo, si os gusta mucho ir a esquiar, los motivos del libro pueden girar entorno a este deporte. También lo podéis relacionar con el viaje de novios que hagáis una vez casados. Un libro de firmas puede ser muy parecido a una colección de postales, así que sólo tendréis que decorar y personalizar el libro según el país que visitéis. Si os lleváis el libro de viaje, será como leer postales del pasado que fueron escritas para ese momento en que estáis lejos de casa.

Libro de firmas para boda vintage

¿Sois unos enamorados de lo vintage? Si es así, seguro que la idea de poner una máquina de escribir en tu boda como libro de firmas se os hará irresistible. No hay manera más elegante de recoger el cariño que recibiréis ese día. Aun y así, si preferís un recuerdo en forma de fotografía, vuestra mejor opción será poner una o varias cámaras polaroid para que vuestros invitados se diviertan capturando los momentos más mágicos de vuestra boda. Tanto los mensajes escritos con la máquina de escribir como las fotos polaroid, pueden irse colgando en algún sitio habilitado de la boda. Por ejemplo, con pinzas pequeñas en una planta o en una lámpara tipo móbil. Al acabar la boda, se pueden recoger todos los mensajes y/o fotografías y juntarlos en un cuaderno o álbum que os guste. Será un libro de firmas diferente, de estilo vintage, muy personal y que durará para siempre.

Como sorprender a tus invitados

Libro de firmas de boda original: como sorprender a tus invitados

Por último, te dejamos con algunas ideas de lo más originales para sorprender a tus invitados. No dejarán a nadie indiferente y os harán quedar como las personas creativas que sois. ¡Tomad nota!

  • Puzzle del amor: este tipo de libro de firmas permite que tus invitados os dejen sus mejores deseos escritos, pero en vez de hacerlo en un papel o libro normal, lo harán en una pieza de un rompecabezas. Una vez terminada la boda, tendréis que resolver el puzzle y os quedará un gran mural con las palabras de todos vuestros seres queridos.
  • Objeto personal: no hay mejor forma de mostrar agradecimiento y confianza con tus invitados que dejar que escriban sobre un objeto que tenga un especial valor sentimental para vosotros. Por ejemplo, este objeto podría ser una guitarra, una pieza de ropa, la parte trasera de tu coche, ¡o cualquier objeto que se os ocurra!
  • Árbol de los deseos: esta alternativa es ideal para una boda de estilo rural o campestre, puesto que será muy fácil encontrar un árbol cerca de donde se celebre la boda. Se trata de que los invitados dejen sus firmas y buenos deseos escritos en un papel y a continuación los cuelguen de hilos en un mismo árbol. Al final, quedará un árbol de lo más bonito, decorado con todo el amor del mundo. Además, se cree que un ritual así llevará buena suerte a la pareja, ya que el árbol es un símbolo de la familia y la fertilidad, las raíces representan la cohesión y estabilidad y la copa simboliza el futuro.
  • Botellas de vino tinto: todos sabemos que el vino mejora con el tiempo, y así deseamos que lo haga nuestro matrimonio. Es por ello, y como símbolo de esto, que el libro de firmas de bodas en forma de botella de vino es una idea magnífica y muy original. Te contamos cómo funciona: es tan simple como poner unas cuantas botellas de vuestro vino tinto favorito en cada mesa del banquete nupcial. Si las etiquetas pueden ser grandes y estar en blanco, mejor que mejor. Los comensales de cada mesa firmarán esa botella y las guardaréis en un sitio seguro. La idea es que descorchéis cada botella en vuestros aniversarios de casados (5º aniversario, 10º aniversario, 15º aniversario, etc.). Siempre que abráis una de estas botellas recordaréis el día de la boda y pensaréis en las personas que firmaron esa botella. ¡Ideal para los amantes del vino y los buenos recuerdos!
  • Tus vinilos favoritos: ¿ya no sabes qué hacer con tu colección de vinilos? Está claro que la reproducción digital de música ha pasado factura al vinilo, pero eso no significa que ya no sirvan para nada. Son un soporte ideal para escribir (con rotuladores permanentes, eso sí) y después quedan muy bien para decorar paredes o muebles.

Ya habéis visto que las opciones son infinitas, que lo único que cuenta es que haya un soporte para escribir y un bolígrafo. A partir de aquí, dejad volar vuestra imaginación para encontrar vuestro libro de firmas de boda ideal.