Las bodas en la playa son el sueño de muchos prometidos. Una boda en un paraje natural como es la playa no puede compararse con ningún otro tipo de boda. La magia de la luz, el sonido de las olas, la tranquilidad que se respira en el aire, los pies descalzos en la arena… son sólo algunos de los elementos que hacen de una boda en la playa un evento inolvidable, lleno de magia y romanticismo.

Pero muchas veces hasta las cosas más maravillosas vienen con sus complicaciones, y casarse en la playa no es para menos. Por muy bonita que suene la idea, podemos decir que sólo acaban casándose en la playa las parejas que realmente lo desean, pues no es tarea fácil conseguirlo.

¡Pero que no cunda el pánico! En este artículo, además de darte ideas de estilo y diseño de una boda original en la playa, te contamos también todo el proceso de trámites a realizar para conseguirlo. Así que si tu sueño es tener una boda original y playera, saca boli y papel y ¡toma nota!

Épocas del año para las bodas en la playa

Antes que nada, hay una serie de elementos naturales que deberéis tener en cuenta, ya que marcarán la diferencia entre que vuestra boda en la playa sea un éxito o un fracaso.

En este sentido, es crucial que elijáis bien la época del año en la que la vais a celebrar. Las costas de nuestro país gozan casi siempre de buen tiempo y eso es sin duda una ventaja. Pero hay que ir con cuidado, ya que en los meses de verano el calor puede ser demasiado.

Es por este motivo que la primera recomendación es evitar el período estival. Pero todavía hay otra razón por hacerlo, y es que todos sabemos que nuestras playas en verano quedan abarrotadas de bañistas y eso puede dificultar encontrar un espacio de intimidad para celebrar vuestra boda.

Aun y así, si no podéis realizar vuestra boda en otra época y tenéis que hacerlo en verano, hay formas de evitar las altas temperaturas y las posibles aglomeraciones. La solución sería por una parte empezar la celebración en una hora del día en la que tanto el sol como los bañistas estén ya retirándose. Esa hora es sin duda el atardecer. Y otra elección que podéis tomar para evitar los curiosos en verano es encontrar una playa más pequeña y menos transitada.

Para los que puedan elegir la época del año sin condicionantes, recomendamos los meses de primavera y otoño, ya que el calor no será un enemigo ni tampoco el frío. Por otra parte, podréis disponer de una playa libre de bañistas y eso os aportará una intimidad a vuestra boda que será la clave de su magia.

legalidad bodas playa

Legalidad sobre las bodas en la playa y trámites a realizar

Antes de emocionarnos con la idea de nuestra boda en la playa, hay que tener en cuenta una serie de impedimentos legales que hacen que no todo el proceso sea de color de rosa. Aun y así, nada es imposible cuando uno sabe lo que quiere.

Las leyes son las primeras que se pondrán en el camino entre vuestra boda soñada en la playa y su materialización. La realidad en cuanto a la legalidad de las bodas en la playa no está nada clara, pues sobre el papel sería una actividad prohibida, aunque a la práctica todos sabemos que se lleva a cabo. Veamos por qué y como ocurre esto.

Lo que dice la ley es que "únicamente se podrá permitir la ocupación del dominio público marítimo-terrestre para realizar aquellas actividades o colocar instalaciones que, por su naturaleza, no puedan tener otra ubicación".
Así bien, según la ley no se podrían celebrar bodas en la playa. Pero la ilusión y la picardía de muchos novios puede ser más fuerte que la ley y, también según qué playas y localidades, hay formas de capear la ordenanza.

Aun así, para casarse en la playa hay una serie de requisitos a cumplir y, lo más importante, hay que pedir permisos y pagar tasas de uso del espacio público. Antes de entrar en detalles sobre estas tasas y permisos, te comentamos que, como solución y para evitar toda la burocracia que comporta, muchas parejas optan por casarse en la iglesia o ayuntamiento de la localidad y organizan después una boda informal en la playa.

Otra solución para facilitar la organización de vuestra boda en la playa es hacerlo mediante un chiringuito o hotel que disponga de una playa o una parte de playa privada. Al ser un espacio privado y no público, el hotel o chiringuito dispone de esos metros cuadrados para hacer los eventos que les parezcan convenientes. Eso sí, entonces es probable que vuestro banquete pase a manos de dicho hotel o chiringuito, así que atentos con eso si vuestra idea era elegir un buen menú.

En caso de que vuestro deseo sea celebrar la boda en la playa sin depender de ningún restaurante ni chiringuito, entonces tendréis que empezar el proceso de trámites para conseguir el permiso. A continuación te contamos paso a paso como celebrar una boda en la playa. Como nota al pie, decir que es altamente recomendable contar con un wedding planner en este tipo de bodas, así os ahorraréis muchos dolores de cabeza.

Trámites y tasas

Así pues, empecemos a ver cuáles son los trámites por los que deberéis pasar en caso de elegir celebrar vuestra boda en la playa utilizando el espacio público. Cabe decir que este proceso se lleva a cabo mediante el Ayuntamiento del pueblo que elijáis y puede variar según la localidad. Aun y así, en general hay una serie de cosas permitidas y también una serie de prohibiciones.

Para empezar con el proceso hay que hacer una solicitud mediante instancia al ayuntamiento de la localidad donde se encuentre la playa en la que vais a celebrar la boda. En esta instancia deberéis incluir los datos de los novios, la fecha y los materiales que tenéis previsto menester para realizar la celebración. Una vez el ayuntamiento os haya aprobado la solicitud, el ayuntamiento os confirmará la fecha y tendréis que proceder al pago de los demás trámites.

El material que se permite utilizar en las bodas en la playa es el siguiente: sillas o bancos, atril, mobiliario básico, alfombras, farolillos o luces eléctricas, hamacas o tumbonas, decoración floral, megafonía y pérgola o carpa de máximo tres por tres metros.

Vamos con las prohibiciones: ocupar una superfície mayor a 150 metros cuadrados, fuegos artificiales y antorchas. La celebración del banquete de boda en la playa también queda prohibido, en cambio sí se permite un cáterin tipo cóctel de pie. También se prohíbe la utilización de animales, la instalación de tarimas y el uso de confetis o similares que puedan ensuciar la playa.

En cuanto a las tasas a pagar, más o menos será de la siguiente forma, dependiendo siempre de la localidad en la que nos encontremos. Primero hay una tasa por ocupación del espacio público marítimo que sube a unos 180€. También habrá que pagar el canon del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y dejar una fianza de entre 300 y 500 euros por si hubiera algún desperfecto después de la ceremonia. Y por último, la mayoría de ayuntamientos os obligarán a contratar un seguro de responsabilidad civil.

Recordad que en ningún caso las playas se pueden cerrar al público por un evento privado, así que nadie os puede asegurar si tendréis privacidad o habrá que compartir el espacio con desconocidos o curiosos.

Playas espanolas

Playas españolas donde celebrar tu boda de ensueño

Nuestro país cuenta con casi seis mil quilómetros de costa, lo cual es muy positivo a la hora de plantearse una boda en la playa, pues las opciones son muchas y hay geografías para todos los gustos. Las playas de arena del sur, el mar mediterráneo con su variedad de colores y humores, el imponente cantábrico y las islas baleares y de Canarias.

Al mismo tiempo que cambia el paisaje en nuestras playas, también cambia la predisposición legal y de recursos para celebrar bodas de playa. Hay casos en los que no está permitido acotar ningún espacio y otros en los que se puede disponer de ellos por ser espacios públicos y naturales. Veamos a continuación las especifidades de algunas de las varias zonas costeras españolas.

En Catalunya es donde hay más impedimentos para realizar bodas en la playa, aunque no es imposible. El proceso estará muy sujeto a cumplir con todos los trámites y es donde las tasas por uso de espacio público pueden llegar a ser más altas. Por otro lado, es importante saber que están prohibidas las bodas en las playas catalanas durante la temporada de verano, desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre. Ello se debe a la gran cantidad de turistas que recibe este territorio durante los meses de calor y vacaciones.

Por otro lado, las Islas Canarias es la zona con costa de nuestro país en la que las tasas son más bajas y las autoridades locales aportan mayor cantidad de facilidades para los novios que desean celebrar su amor en alguna de sus playas.

Las que siguen son algunas de las playas más famosas de la costa española donde se celebran bodas:

  • Playa de las Teresitas, Tenerife
  • Playa de Zahora, Caños de Meca (Cádiz)
  • Playa Ses Illetes, Formentera
  • Playa del Saler, Valencia
  • Playas de la Manga del Mar Menor, Murcia
  • Playa de Sitges, Barcelona
  • Playa de Castelldefels, Barcelona

Ideas bodas en la playa

Ideas originales de estilo para las bodas en la playa

Dejamos la burocracia a un lado para fijarnos ya en el aspecto soñado de tu boda en la playa. Es obvio que una boda en la playa necesita un estilo que vaya acorde con el entorno. Así pues los estilos marinero y exótico son los que mejor encajarían en la boda en la playa.

El estilo marinero es una apuesta más clásica y segura, y todos estamos más o menos familiarizados con él. El elemento del color es crucial y es que el blanco y el azul serán sin duda los protagonistas, pero no os olvidéis de la madera al desnudo ni del verde, poniendo algunas plantas como decoración. Otros elementos que ayudarán a que el estilo quede bien claro y consolidado son los detalles decorativos, que podéis apostar por conchas y estrellas de mar. También queda como un detalle muy bonito colocar algunos muebles vintage repartidos por la arena, así como algunas telas vaporosas colocadas estratégicamente.

El estilo exótico tiene más relación con otros países, así que se puede equiparar muy bien con el estilo colonial. Mucha madera, para hacer una pérgola, por ejemplo, y el uso de materias primas son la clave del éxito. Podéis decorar el escenario con elementos naturales como caracolas y frutas, así como colocar algunas hamacas y velas para hacer rincones encantadores. En ningún caso os olvidéis de las sombrillas o alguna estructura para dar un poco de sombra.

Otra cosa a tener en cuenta son los detalles de boda que vais a regalar a los invitados. ¿Qué mejor que hacer que tengan algún uso en el mismo día de la boda? Es sabido que mucha gente acude a las bodas de playa más bien poco preparados para la ocasión. Es por ello que te recomendamos que, cuando pienses en los detalles de boda, tengas en cuenta opciones playeras como gafas de sol, chanclas o toallas. Otras opciones más originales pueden ser los abanicos (que podéis personalizar con vuestros nombres y fecha) o un set de cremas solares y cuidados para la piel.

Pero si quieres que todo el mundo venga preparado para la ocasión, sólo tienes que hacerlo saber a través de tu invitación, que ya puede introducir el tema y la ubicación de la boda, para que no haya ningún despistado.

vestido boda maritimo

Vestidos de boda acorde con el entorno marítimo

Si algo nos transmite el mar y las playas son una sensación de libertad, pureza y ligereza, y siguiendo estas ideas es como deberíamos pensar los vestidos para una ocasión como esta. Los colores claros y los tejidos vaporosos serán la clave del éxito, tanto para el novio como la novia y todos los demás asistentes.

Una boda en la playa es también una gran ocasión para sacar a lucir tu lado más boho, sirviéndote de telas livianas como el lino y decoraciones florales en el pelo. Normalmente las bodas en la playa suelen seguir un protocolo más informal, que se traduce en cercanía y tranquilidad. Sin ir mucho más lejos, lo que se conoce de toda la vida como una boda ibicenca.

Banquete nupcial en la playa

En cuanto a la comida más adecuada para celebrar una boda en la playa, aconsejamos cien por cien deshacerse de la idea de hacer un banquete tradicional con todas sus letras. En primer lugar, porque en muchas playas no va a estar permitido montar un salón de banquete al aire libre y, en segundo lugar, porque las dificultades técnicas de hacerlo así serían inimaginables.

Como alternativa, lo ideal es montar un banquete de pie tipo cóctel y no por ello debéis renunciar a comida y platos de calidad. Imaginaos una selección de tapas de autor como atún barbate, una mini ración de arroz marinero o pulpo a la brasa. Si optáis por esta opción no descartéis el producto fresco y de temporada, así como los pescados, la brasa y algún elemento de gastronomías exóticas.

Consejos de logística para las bodas en la playa

Para acabar, te dejamos algunos consejos para hacer que tu boda en la playa salga a la perfección. Hemos visto las dificultades legales que implica celebrar una boda en la playa, vamos a ver ahora algunos temas de logística que os podrían ahorrar más de un dolor de cabeza.

Los primero: sed cautelosos con la cantidad de invitados. Pensad en la comodidad de todos y que el espacio con el que contaréis en la playa será bastante limitado. Así que olvidaros de las listas de 300 comensales y apostad por una boda más íntima y de tamaño reducido.

Aseguraos de que la playa cuenta con un fácil acceso durante todo el año y de que esta geografía no cambia según las condiciones meteorológicas. Todos sabemos que los espacios naturales son cambiantes y donde una vez hubo un camino puede que haya ahora un río. En este sentido, tened en cuenta también si vendrán o no niños con carritos, para que no sea extremadamente difícil de llegar a la zona de la celebración.

En caso de estar en una playa donde se note el efecto de las mareas, deberéis tener muy bien estudiado su horario, ya que sería un desastre si de repente empieza a subir la marea hasta donde tenéis montado vuestro rinconcito. Por último, y como apunte, decir que si la playa cuenta con un restaurante, hotel o chiringuito cerca puede ser de gran ayuda.

Sabemos que casarse en la playa no es tarea fácil pero si realmente es lo que queréis y seguís nuestros consejos, ¡todo irá viento en popa!

Ahora que has conseguido el lugar para tu boda hay que invitar a amigos y familiares. ¡Descubre, en nuestro siguiente post, como enviar invitaciones de boda originales!